2018-01-02

Abeja Mielera


Abeja Mielera

La Abeja Europea, también llamada Abeja Mielera,  se convierte en una plaga cuando establece sus nidos dentro de una construcción. El problema más serio es cuando un enjambre silvestre localiza una pequeña abertura o aberturas en la pared exterior, chimenea, etc. Y anida en cavidades de las paredes o en otra área en el interior.

 

Estas abejas pueden ser de varios tonos de amarillo, negro y anaranjado; la cabeza, antenas, patas y una porción del abdomen de color obscuro. El cuerpo está cubierto con pelos de color claro, que es más abundante en la parte superior del tórax.  Esta es una especie social con tres castas de adultos – reinas, y obreras. Una colonia puede tener desde 20 a 50.000 abejas.

 

El comportamiento social es muy alto en la abeja europea. Además de alimentar a las larvas, las obreras guardan reservas de miel que pueden ser utilizadas como alimento por todos los miembros de la colonia durante épocas adversas. A menos de que el nido se haya construido en malas condiciones, la colonia puede sobrevivir el invierno. A diferencia de las avispas, las abejas no están limitadas a restablecer cada año sus colonias.

 

 

 

Los nidos de la Abeja Mielera se hacen con muchas celdas de cera que construyen las obreras. Al igual que los nidos de las avispas amarillas y los nidos de otras avispas sociables, al grupo de celdas se le llama panal. Sin embargo, algunas de estas celdas se usan para las etapas inmaduras (huevos, larvas y pupas) y otras sirven para almacenar la miel. Si las abejas se establecen bien dentro de las cavidades de una casa, pueden colectar dentro de la pared grandes cantidades de miel y cera. Las obreras mantienen en movimiento el aire en el interior del nido abanicando con sus alas, para que la temperatura permanezca abajo del punto de fusión de la cera. Si se matan las abejas, esta forma de aire acondicionado deja de funcionar. En climas cálidos, o si el interior de las casas se mantiene caliente, la cera en las cavidades de la pared se puede derretir. La miel que se almacena en las celdas se sale creando un desastre. Si existe mucha miel dentro de las paredes, se puede absorber bastante en las superficies de materiales, principalmente porosos, causando manchas permanentes dentro de la pared.

 

Otro problema relacionado con lo anterior, es que la presencia de miel en las cavidades de la pared atrae a las obreras de otras colonias. Otros insectos como moscas, hormigas y escarabajos también son atraídos por la miel y más tarde pueden infestar otros materiales en el interior de la casa. Por lo tanto, puede existir una continua presencia de abejas u otras plagas alrededor de la casa, aunque se haya destruido a la colonia original. Para muchos dueños de casas la primera preocupación es el peligro de ser picados por las abejas obreras, pero en algunos casos se presentan problemas más severos después de eliminar a la colonia. Es necesario quitar completamente el nido, lo más pronto posible después de erradicar a la colonia, aún cuando se requiera gastos fuertes por carpintería o reparaciones.